Pinterest
Seleccionar página

Viajar se ha convertido casi en una necesidad a raíz del estilo de vida agitado de la sociedad actual. 

El estrés, las rutinas, la gran velocidad, el consumo compulsivo (no solo material, sino también de información) forman parte del día a día en el mundo actual que vivimos. 

Y esto hace que busques alternativas para conectar más contigo y tu entorno. 

Lo que nos lleva a un creciente cambio de conciencia social y compromiso con la sostenibilidad.

Sobre todo en el ámbito turístico.

Por tanto, llevar a cabo un tipo de turismo responsable, sostenible y de calidad que vaya en sintonía tanto contigo como con el medioambiente se ha convertido en algo esencial especialmente cuando viajamos en furgoneta o autocaravana.

El ecoturismo.

Aunque hay ciertos matices que son importantes que conozcas antes de lanzarte.

Vamos a ver cuáles son las claves para ser un turista responsable tanto en España como en cualquier parte del mundo y por qué la vanlife o el caravaning en general son formas de viaje más sostenibles.

7 claves para aplicar el turismo responsable 

1. Viaja sin pausas, pero sin prisas

Informarte del lugar, consultar la previsión del tiempo y asegurarte de llevar la ropa y el calzado adecuados son factores a tener en cuenta para aprovechar uno de los mayores beneficios de la vanlife: la libertad. 

Viajar sin ataduras. 

El “sobre la marcha” está bien, pero es recomendable que preveas un mínimo de planificación y control para no llevarte sorpresas. 

Y de aquí el siguiente punto. 

2. Optimiza el alojamiento y estacionamiento

Una planificación de los lugares donde puedes dormir, repostar combustible o comprar comida te ayuda a ahorrar en gastos inesperados. 

Por ejemplo, una multa, quedarte tirado en la carretera o no tener un lugar seguro para cocinar

Preveer estos temas te da más tranquilidad. 

Si eliges un viaje convencional puede que necesites más días, pero si vas en cámper con al menos dos o tres días de previsión es suficiente para un viaje estándar de unas semanas.

3. Aplica el “slow travel”

Como decíamos, el estrés, las prisas y el exceso de estímulos provoca distracciones. Y eso, a su vez, que desconectes de lo trascendental que ocurre a tu alrededor. 

Por eso este concepto de viajar sin prisas te ayuda a mimetizarte, estar en sintonía con tu entorno y compartir con más calma con las personas del lugar de destino.

Turismo responsable. Slow travel camper

4. Muévete con respeto

Una furgoneta cámper te da libertad, sí. 

Pero esa autonomía lleva una responsabilidad implícita. 

Ya sean las costumbres de los habitantes, los espacios naturales protegidos o la flora y fauna, el respeto es una premisa indiscutible que debes aplicar. 

Todos estos elementos contribuyen a la sostenibilidad del planeta y, por tanto, a una mejor convivencia entre vanlifers. 

Aquí también entran en juego los terrenos privados. Cuando viajes en furgoneta o autocaravana no interfieras u obstaculices los accesos a las fincas o parcelas privadas ni violes la entrada sin autorización. 

5. Mantén el entorno limpio

Y esto abarca desde recoger todos los desperdicios que produces y depositarlos en los contenedores destinados a su fin hasta disminuir la generación de residuos. 

Lo que comúnmente se conoce como las 3 R: reducir, reutilizar y reciclar. 

Los eventos eco-responsables son unas claras propuestas de lo que comentamos. 

Mediante estas iniciativas se consigue atraer visitas al pueblo, dinamizar la economía local y recuperar la calidad ambiental de la zona.  

El programa Ecovaning organizado por ASEICAR es un claro ejemplo. 

Nosotros tuvimos la suerte de participar en el que se realizó en Used (Zaragoza) junto con la colaboración de VanWoow y la asociación Amelanchier, retirando los residuos plásticos de los lechos fluviales y saneando los acuíferos que rodean el municipio. 

Además, disfrutamos de la convivencia con más vanlifers y camperruteros, compartiendo la forma de viajar de forma respetuosa con la naturaleza y apoyando al turismo rural. 

Te contamos la experiencia en este post de nuestra cuenta de Instagram.

6. Sé minimalista

Y evita el desperdicio de energía. 

Que visites sitios ajenos puede que te haga gastar más agua o electricidad, sobre todo cuando se tratan de hoteles o campings donde el consumo suele estar incluido en el precio final. 

Pero al fin y al cabo se trata de un consumo irresponsable. Pues no es necesario. 

Entonces, por lógica, si optas por utilizar pocos recursos el consumo total disminuye. 

Y, en especial, cuando el viaje se hace en cámper o autocaravana, reducir tanto el uso de cosas materiales como una buena gestión de las mismas se convierte en imperativo. 

7. Contribuye con el consumo y economía de la zona

El turismo sobre ruedas te permite visitar pueblos y ciudades pintorescas con una cultura, tradición y gastronomía particulares. 

Pero también facilita el comercio justo, el desarrollo sostenible y el compromiso ético con los artesanos y productores locales

Aprovecha para comprar productos de proximidad (o Km0) en empresas locales y disfrutar de consumir productos típicos de la zona. Aparte de contribuir a cuidar el medioambiente, potencias una economía más solidaria y circular. 

Turismo responsable. Comercio local

¿Por qué el caravaning es el turismo más sostenible? 

En términos generales, para analizar la sostenibilidad de un viaje podemos tomar en cuenta varios elementos principales, como:

  • El transporte (ida y vuelta).
  • El alojamiento.
  • Las comidas. 

Según un estudio realizado en 2020 por el Instituto de Heidelberg dedicado a la investigación energética y medioambiental, un viaje en autocaravana o vehículo camperizado supone un impacto climático menor en comparación a un viaje en avión con una noche de hotel

Y, por tanto, más sostenible a largo plazo. 

La explicación es bien sencilla. 

Aunque una autocaravana o furgoneta cámper genera más emisiones de CO2, la repercusión sigue siendo hasta diez veces menor que alojarte en un hotel. 

Sobre todo, si ese hotel forma parte del turismo masivo de grandes complejos o cadenas hoteleras “de pulsera”. 

Lo que nos lleva a reforzar la idea de que cuanto más corto sea el viaje en trayecto y más larga sea la estancia, menores son las consecuencias negativas en el ecosistema. 

Esto es lo que engloba la idea del concepto en tendencia slow travel

Es decir, viajar para disfrutar, descansar y centrarte más en la calidad del viaje, involucrándote en la cultura, la gente y forma de vida del lugar que visites. 

Pero, además de multiplicar los beneficios medioambientales, también ocurre en los personales. 

Veamos cuáles son. 

Ventajas del turismo responsable en cámper o autocaravana

✔️ Ahorras en la compra
✔️ Aplicas el consumo energético más consciente
✔️ Abres la mente
✔️ Ayudas al comercio local
✔️ Contribuyes a un consumo de alimentos más consciente
✔️ Colaboras con la conciencia colectiva
✔️ Conectas contigo y el entorno (desconectas del sistema consumista compulsivo)

Recuerda: cómo viajas sí importa

Para terminar, te refrescamos un poco la memoria con lo imprescindible para aplicar un turismo más responsable, consciente y sostenible:

  • Planifica antes de emprender la ruta.
  • Slow travel: sin pausas, pero sin prisas.
  • Respeta el entorno y manténlo limpio. 
  • Optimiza el consumo energético. 
  • Prioriza el consumo local. 

Como ves, viajar sin dejar huella va más allá de no ensuciar. 

Más bien se trata de poner en común diversos factores en la ejecución del modo de viaje que elijas. 

Y eso depende directamente de ti. 

¿Has pensado en disfrutar del turismo responsable en cámper?

Pin It on Pinterest